Los sanguitos empiezan a preparar su «despiadado» plan de venganza.