191. Con el permiso de Chester Gould