204. La solución final